Las autoridades saudíes ejecutaron hoy a tres yemeníes condenados por tráfico de drogas en la provincia de Asir, situada en el suroeste de Arabia Saudí, informó el Ministerio de Interior del país.

El Tribunal Supremo ratificó la condena de los tres acusados y posteriormente, la casa real emitió un decreto para llevar a cabo las ejecuciones.

En Arabia Saudí se condena a muerte a las personas encontradas culpables de asesinato, violación, narcotráfico, brujería y homosexualidad, entre otros.

A pesar de las denuncias de numerosas organizaciones de derechos humanos, las autoridades saudíes hacen caso omiso a las peticiones para terminar con estos castigos.

Las organizaciones de derechos humanos han denunciado que desde la llegada del monarca Salman bin Abdelaziz al trono saudí, en enero de 2015, se han disparado las ejecuciones, que pasaron de 88 en 2014 a 158 en 2015 y a 153 en 2016.  EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.